how to store winter clothes

Ahora que la nieve y el aguanieve del invierno parecen haber finalmente dejado atrás, es posible que pronto se encuentre reorganizando su armario de ropa. Fuera las bufandas y los suéteres, adentro con los pantalones cortos y las camisetas sin mangas. Pero, ¿cómo se asegura de que esa voluminosa ropa de invierno se mantenga fresca y lista para el próximo año? 

Utilice esta guía completa para obtener los mejores consejos sobre cómo guardar la ropa de invierno. 

Limpieza de ropa de invierno  

Antes de guardar cualquier tipo de ropa, es importante asegurarse de que esté limpia. De lo contrario, corre el riesgo de atraer plagas, moho, hongos y olores duraderos. Incluso si tu ropa Aparecer para estar totalmente limpio, vale la pena lavarlo para asegurarse. El más mínimo de perfume, loción o sudor puede hacer que la ropa almacenada se manche y se ponga amarilla. 

  • Lave a máquina todos los artículos de invierno que no sean delicados. Para ahorrar dinero, considere ir a tu lavandería limpia más cercana en un día libre de lavado o secado.
  • La ropa hecha de seda, lana o cachemira debe lavarse en seco.
  • Limpia y pule tus botas y zapatos de invierno. Comience con un trapo húmedo y asegúrese de limpiar todas las manchas de sal y la suciedad para evitar daños permanentes.  

Almacenamiento de ropa de invierno  

Una vez que toda tu ropa de invierno esté completamente limpia y seca, es hora de empezar a empacarla. Lo crea o no, hay algo más que simplemente tirar todo en un contenedor de almacenamiento. 

  • Equipo para la nieve: se pueden colocar abrigos, pantalones para la nieve y botas grandes contenedores de almacenamiento. Ponte primero las botas pesadas, seguidas de los pantalones y los abrigos para la nieve. No sobrecargue los contenedores. Si tiene muchos zapatos y botas, considere ponérselos todos cajas de zapatos de plástico.
  • Artículos delicados: para cualquier artículo que haya lavado en seco, como bufandas de cachemira o guantes de lana, es mejor no ponerlos en cajas de plástico. La ropa de fibra natural no puede respirar correctamente en cajas de plástico. En su lugar, envuélvalos en papel de seda sin ácido y colóquelos en un recipiente de almacenamiento de tela.
  • Suéteres y camisas de manga larga: en lugar de doblarlos, enróllelos y guárdelos cajas de almacenamiento debajo de la cama. Esto no solo ayuda a eliminar las arrugas, sino que también maximiza el espacio. 
      

Guarde siempre la ropa de invierno en un ambiente fresco, limpio, oscuro y seco. 

Para una organización adicional, tome una fotografía de toda la ropa antes de colocarla en su contenedor de almacenamiento. Luego, imprima la imagen y péguela con cinta adhesiva al exterior de ese recipiente. ¡Ahora puedes recordar rápidamente todo lo que hay en esa caja sin siquiera abrirla!

 

Ya es hora, 

 

Ropa limpia 

Síganos y me gusta: